Article Manager (Spanish)

Spanish Health Encyclopedia - Injury

Información de la salud de búsqueda   

Emergencias por el calor


Definición

Las emergencias o enfermedades por el calor son ocasionadas por exposición al calor y al sol extremos. Las enfermedades por el calor se pueden prevenir siendo cuidadoso en climas cálidos y húmedos.

Nombres alternativos

Insolación; Enfermedad por calor

Causas

Las lesiones por el calor pueden ocurrir debido a las altas temperaturas y a la humedad. Usted es más propenso a sentir los efectos del calor con más rapidez si:

  • No está acostumbrados a las altas temperaturas o a la alta humedad.
  • Es un niño o un adulto mayor.
  • Ya está enfermo por otra causa o ha sufrido lesiones.
  • Es obeso.
  • También está haciendo ejercicio (incluso una persona que está en buena forma puede sufrir enfermedades por el calor si ignora las señales de advertencia).

Los siguientes factores hacen que sea más difícil para el cuerpo regular la temperatura y llevan a que sea más probable una emergencia por calor:

  • Consumo de alcohol antes o después de una exposición al calor o a humedad alta. 
  • No consumir la cantidad suficiente de líquidos cuando se está activo en días más cálidos o de altas temperaturas.
  • Cardiopatía.
  • Ciertos medicamentos, como por ejemplo: betabloqueadores, diuréticos, algunos medicamentos usados en el tratamiento de la depresión,  la psicosis, o el  trastorno de hiperactividad por déficit de atención (THDA).
  • Problemas con las glándulas sudoríparas.
  • Usar demasiada ropa.

Síntomas

Los calambres por el calor son la primera etapa de la enfermedad ocasionada por calor. Si no se tratan estos síntomas, puede conducir al agotamiento por el calor y luego insolación.

La insolación ocurre cuando el cuerpo ya no es capaz de regular la temperatura, y ésta sigue aumentando. La insolación puede causar shock, daño cerebral, insuficiencia de órganos e incluso la muerte. 

Los síntomas preliminares de la enfermedad por el calor abarcan:

Los síntomas tardíos del agotamiento por el calor abarcan:

Los síntomas de insolación abarcan (llamar al 911 o al número local de emergencias inmediatamente):

Primeros auxilios

Si usted cree que una persona puede tener enfermedad o emergencia por calor:

  1. Procure que la persona se acueste en un lugar fresco y levántele los pies unas 12 pulgadas (30 cm).
  2. Aplíquele compresas húmedas o frías (o agua fresca directamente) sobre la piel y utilice un ventilador para bajarle la temperatura corporal. Colóquele compresas frías en el cuello, la ingle y las axilas.
  3. Si la persona está despierta, dele algo para tomar en sorbos (como una bebida para deportistas) o prepare una bebida con sal agregando una cucharadita de sal en un cuarto de galón de agua. Dele media taza cada 15 minutos. El agua fresca será suficiente si no hay disponibilidad de bebidas saladas.
  4. Para los calambres musculares, suministre bebidas como se acaba de mencionar y masajee suavemente los músculos afectados, pero con firmeza, hasta que se relajen.
  5. Si la persona muestra signos de shock (como labios y uñas azulados y disminución de la lucidez mental), comienza a tener convulsiones o pierde el conocimiento, llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) y administre los primeros auxilios si es necesario.

No se debe


  • NO le suministre a la persona medicamentos que se utilizan para tratar la fiebre, como ácido acetilsalicílico (aspirin) o paracetamol porque, en lugar de ayudar, pueden ser dañinos.
  • NO le suministre tabletas de sales efervescentes sin mezclarlas con agua.
  • NO le brinde a la persona líquidos que contengan alcohol o cafeína, ya que será más difícil para el cuerpo controlar su temperatura interna
  • NO aplique alcohol antiséptico sobre la piel de la persona.
  • NO le administre nada por vía oral, (ni siquiera bebidas saladas) si está vomitando o está inconsciente.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si:

  • La persona pierde el conocimiento en cualquier momento.
  • Hay alguna alteración en la lucidez mental de la persona (por ejemplo, confusión o convulsiones).
  • La persona presenta fiebre de más de 102° F (38,8º C).
  • Se presentan otros síntomas de insolación (como pulso y respiración rápidos).
  • El estado de la persona no mejora o empeora a pesar del tratamiento.

Prevención

El primer paso para prevenir enfermedad por calor es la planeación:

  • Averigue cómo estará la temperatura durante todo el día cuando vaya a estar al aire libre.
  • Piense en la manera como ha manejado el calor en el pasado.
  • Asegúrese de que tendrá suficientes líquidos para beber.
  • Averigüe si hay sombra disponible en el lugar a donde va.
  • Aprenda los signos tempranos de enfermedades por el calor. 

 Para ayudar ayudar a prevenir las enfermedades por calor:

  • Use ropas sueltas, ligeras y de color claro en climas cálidos.
  • Descanse con frecuencia y busque la sombra cuando sea posible.
  • Evite el ejercicio o la actividad física vigorosa al aire libre en clima cálido o húmedo.
  • Tome muchos líquidos todos los días. Tome mayor cantidad antes, durante y después de la actividad física
  • Tenga especial cuidado para evitar el sobrecalentamiento si está tomando medicamentos que alteran la regulación del calor o si es obeso o de edad avanzada.
  • Tenga cuidado con el calentamiento dentro de los automóviles en el verano. Deje que el auto se enfríe antes de subirse.
  • Nunca deje a un niño sentado en el carro expuesto al calor del sol, ni siquiera después de abrir las ventanillas.

Referencias

Winkenwerder W, Wawka MN. Disorders due to heat and cold. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier; 2011:chap 109.

Jardine DS. Heat illness and heat stroke. Pediatr Rev. 2007;28:249-258.

Platt M, Vicario S. Heat illness. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Mosby Elsevier; 2013:chap 141.


Actualizado: 1/13/2014
Versión en inglés revisada por: Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Virginia Mason Medical Center, Seattle, Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com