Article Manager (Spanish)

Print

Spanish Health Encyclopedia - Symptoms

Información de la salud de búsqueda   

Dolor de tobillo


Definición

Consiste en cualquier molestia en uno o en ambos tobillos.

Nombres alternativos

Dolor en los tobillos; Esguince de tobillo

Causas

El dolor en el tobillo frecuentemente se debe a un esguince en esta parte:

  • Un esguince es una lesión en los ligamentos que conectan los huesos entre sí.
  • En la mayoría de los casos, el tobillo se tuerce hacia adentro, causando pequeños desgarros en los ligamentos. Este desgarro ocasiona inflamación y hematomas, dificultando así el soporte de peso sobre la articulación.

Además de los esguinces en el tobillo, el dolor allí puede ser causado por:

Los problemas en áreas cerca del tobillo que pueden provocar que usted sienta dolor allí abarcan:

  • Bloqueo de los vasos sanguíneos en la pierna.
  • Dolor o lesiones en el talón.
  • Lesiones a nervios (como el síndrome del túnel carpiano o ciática).

Cuidados en el hogar

Para tratar un esguince de tobillo:

  • Descanse el tobillo durante algunos días y trate de NO poner mucho peso sobre éste.
  • Ponga un vendaje ACE. También puede comprar un dispositivo ortopédico que apoye el tobillo.
  • Utilice muletas o un bastón para ayudar a liberar de peso a un tobillo lesionado o inestable.
  • Mantenga el pie elevado por encima del nivel del corazón. Cuando esté sentado o durmiendo, coloque dos almohadas bajo el tobillo.
  • Aplique hielo en el área afectada inmediatamente y continúe el proceso durante 10 a 15 minutos cada hora durante el primer día y luego cada 3 a 4 horas durante 2 días más.
  • Pruebe con ibuprofeno o paracetamol para el dolor y la hinchazón.

A medida que la hinchazón y el dolor mejoren, usted necesitará quitar el estrés del tobillo hasta por 10 días durante un esguince más leve y de 2 a 5 semanas para un esguince más severo.

La lesión puede demorar desde unas semanas hasta muchos meses para sanar por completo. Una vez que el dolor y la hinchazón hayan desaparecido en su mayor parte, el tobillo lesionado todavía estará un poco más débil y menos estable que el tobillo sano.

Usted deberá empezar los ejercicios para fortalecer el tobillo y evitar una lesión en el futuro. No empiece estos ejercicios hasta que un profesional de la salud le diga que es seguro comenzar.

Para la artritis y otros problemas del tobillo, siga el tratamiento que su médico le recomendó.

Cuándo contactar a un profesional médico

Vaya al hospital o si:

  • Presenta dolor intenso incluso cuando no está soportando peso.
  • Sospecha de una fractura ósea (la articulación parece deforme y no se puede poner ningún peso sobre la pierna).
  • Usted puede escuchar un sonido crujiente y tener dificultad inmediata al usar la articulación.

Llame al médico si:

  • La inflamación no disminuye en cuestión de 2 a 3 días.
  • Tiene síntomas de infección: el área se torna roja, más dolorosa o caliente, o tiene una fiebre por encima de 100° F (38º C).
  • El dolor no desaparece después de varias semanas.
  • Otras articulaciones también están comprometidas.
  • Tiene antecedentes de artritis y está presentando nuevos síntomas.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El médico realizará un examen físico, incluyendo una revisión detallada de los tobillos, y hará preguntas como las siguientes:

  • ¿Pasa el dolor de una articulación a otra?
  • ¿Es el dolor igual en ambos tobillos?
  • ¿Comenzó el dolor de forma repentina y severa?
  • ¿Comenzó el dolor siendo leve y de progresión lenta y luego empeoró?
  • ¿Mejoró el dolor de forma espontánea en menos de seis semanas?
  • ¿Se siente el tobillo caliente al tacto?
  • ¿Duele el tobillo cuando no se está apoyando sobre éste?
  • ¿Tiene alguna sensación anormal en el pie?

Los exámenes de diagnóstico que pueden realizarse son, entre otros, los siguientes:

Se pueden prescribir antinflamatorios no esteroides (AINES), calzado especial o dispositivos ortopédicos. Algunas veces, es necesaria la cirugía.

Prevención

  • Baje de peso en caso de tener sobrepeso, ya que los kilos de más le agregan tensión a los tobillos.
  • Haga calentamiento antes del ejercicio. Estire los músculos y tendones que aseguran el tobillo.
  • Evite los deportes y actividades para los cuales usted no está apropiadamente acondicionado.
  • Compruebe que los zapatos ajusten bien y evite los de tacón alto.
  • Si usted es propenso al dolor del tobillo o a torcerse un tobillo durante la práctica de ciertas actividades, use dispositivos ortopédicos de soporte para el tobillo, como estabilizadores de tobillo con férulas, vendajes ACE o soportes de amarrar en el tobillo.
  • Trabaje el equilibrio y realice ejercicios de agilidad.

Referencias

Koenig MD. Ligament injuries. In: DeLee JC, Drez D Jr, Miller MD, eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2009:section C.

Baer Gs, Keene JS. Tendon injuries of the foot and ankle. In: DeLee JC, Drez D Jr, Miller MD, eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2009:section D.

Brodsky JW, Bruck N. Stress fractures of the foot and ankle. In: DeLee JC, Drez D Jr, Miller MD, eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2009:section E.

Hirose CB, Clanton TO, Wood RM. Etiology of injury to the foot and ankle. In: DeLee JC, Drez D Jr, Miller MD, eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2009:section J.

Abu-Laban RV, Ho K. Ankle and foot. In: Marx JA, Hockberger Rs, Walls RM, et al, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier;2009:chap 55.

Osborne MD. Chronic ankle instability. In: Frontera WR, Silver JK, eds. Essentials of Physical Medicine and Rehabilitation. 2nd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2008:chap 77.

Price Md, Chiodo CP. Foot and ankle pain. In: Firestein GS, Budd RC, Harris ED Jr, et al, eds. Kelley's Textbook of Rheumatology. 8th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2008:chap 43.


Actualizado: 2/19/2011
Versión en inglés revisada por: Linda Vorvick, MD, Medical Director, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, University of Washington School of Medicine; and C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Dept of Orthopaedic Surgery. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com